11 diciembre 2010

Suicidios Del Tiempo.

Ingenuidad etérea, una posicion completa, hurgando en la basura mezclada con pedazos de vida.
Sombrías posturas, la ternura del mar, de las olas que vienen y se van, del cielo azul que encierra el cosmos de la sabiduría racional.

Una vez sentado sobre una roca pensé en llegar al horizonte aquel y solamente conseguí acercarme a mi, la vida se convirtió en un pedazo de realidad en el inmenso espacio surreal, el silencio incluso empezó a ocupar un lugar, la oscuridad se volvió parcial, así sin tener que explorar un vació mental mas, escuche la voz del dios esencial negando la obra comprensible de toda verdad.

La mediocridad es una verdad, decidi empezar a caminar en el camino del conocimiento sin recurrir a lo banal, la sabiduría ancestral del inconsciente existencial.

Un instante mas perdido en un espacio tiempo, anterior a la idea de sentirlo real, un Déjà vu contenido en éxtasis sensorial, otra vez ahí mirando atras de mi, volviendo a lo que antes fui, descubri el sabor de la sal, en un instante mi vista se segó por la claridad, ya no era mas el color azul del mar, entonces encontré el presente a un paso delante, me escondi de el y toque lo invisible.

Y es el comienzo del camino hacia la transición de una vida que termina.

1 comentario: